lunes, 16 de febrero de 2015

EFEMERIDES 17 FEB 1817

EFEMERIDES
 
 
"Fallece en su casa de Bouzas el capitán don Vicente de Limia y Troncoso, hijo del famoso Procurador General de Fragoso, don Cayetano, que tan destacada actuación tuvo en la reconquista de la ciudad, en manos francesas.

Don Vicente había nacido en Coya el 6 de abril de 1777. Por consiguiente murió cuando apenas contaba 40 años. Con su padre y hermano tomó parte activa en aquella heroica lucha. Se hallaba retirado como teniente de Infantería, atendiendo a sus tierras y bienes, cuando las tropas napoleónicas invadieron Galicia. Se apresuró a tomar las armas, adoptando inmediatas medidas para la defensa de Bouzas y más tarde acudió en socorro de los sitiadores de Vigo. En su casa de La Paredaña instaló un almacén de pólvora y cartuchería, que le eran suministrados por los barcos de la escuadra inglesa surtos en la ría, burlando la vigilancia nocturna. En esta labor se distinguió el P. Andrés de Villageliú, del convento de Santa Marta, quien disfrazado de paisano, entraba y salía con un borriquillo por las puertas de la ciudad. No menos sugestiva es la figura novelesca de María de la Aurora, aquella gallarda y valerosa joven viguesa, cuyas arriesgadas actuaciones, sirviendo de correo entre los vigueses de dentro y fuera de muros, esperan todavía la pluma emocionada que haga revivir la extraordinaria existencia de aquella mujer, a quien los soldados franceses galanteaban y, al propio tiempo, respetaban como con santo temor. Se asegura que, valida de su predicamento y hábil simpatía, logró eludir toda sospecha, convirtiéndose así en el enlace más eficaz entre las autoridades de la villa y los cabecillas del campo.

Tras esta amable evocación, tiempo es de volver a nuestro don Vicente de Limia. El abad de Valladares, don Rosendo Arias Enríquez, le nombró segundo comandante de su Alarma, y en tal puesto tomó parte en todas las acciones del cerco de Vigo, incluso en aquella peripecia final de salir al paso de los refuerzos franceses que llegaban de Túy. Asistió también al cerco y reconquista de esta ciudad.

Recuperado Vigo, continuó el teniente Limia al frente de sus hombre mientras duró la campaña de Galicia, a cuyo término fué destinado a la guarnición de Túy, donde ascendió a capitán. Concluida la guerra, tornó a su casa, y allí, como hemos dicho, quebrantado por los rigores de la campaña, falleció en plena juventud, dejando siete hijos.

Don Vicente de Limia fué uno de los agraciados con el Escudo de Honor, que otorgó Fernando VII a los defensores de Vigo. Su óbito, sentidísimo en toda la comarca, congregó a una masa impresionante de amigos, entre los que destacaban muchos de los curtidos hombres que a sus órdenes habían peleado.
Fué sepultado en la iglesia parroquial de Bouzas".
 
(La Ciudad y los Días. Calendario Histórico de Vigo. Xosé María Álvarez Blázquez)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión