domingo, 15 de febrero de 2015

MANUEL ALVAREZ E HIJOS, S.A.

EMPRESAS

Cómo salvar tu fortuna cuando parece todo perdido

 

Familia Alvarez en Cuba. 1925

En mi colaboración de hace siete días en esta sección nos ocupamos de lo difícil que fue la llegada de Citroën a nuestra ciudad. 

Hoy hablaremos de una compañía viguesa que en los años 50 y 60 era comparable a la empresa francesa en cuanto a números de trabajadores empleados.

Para seguir leyendo:

http://www.vigoultimahora.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión