sábado, 25 de abril de 2015

AGUAS DE MONDARIZ DE HIJOS DE PEINADOR,S.A.

EMPRESAS


La empresa de Aguas de Mondariz de Hijos de Peinador, S.A. junto con el Balneario y el Gran Hotel conformaron el núcleo de la gran obra de Enrique Peinador Vela desde finales del siglo XIX en la localidad pontevedresa de Mondariz (hoy Mondariz Balneario). Una magna obra arquitectónica y empresarial que hizo que lo mejor de la sociedad de España y Portugal acudiera al sur de nuestra provincia a disfrutar del mejor complejo termal de nuestro país.
   
La Fuente de Troncoso

Sección de lavado de botellas. Hacia 1910

En 1862, el sacerdote D. Domingo Blanco Lage (1809-1886), natural de Mondariz, descubrió el manantial de Troncoso. Parece ser que Domingo en su época de estudiante cruzaba todo los días el río Tea para dirigirse a O Vilar, parroquia en la que vivía su profesor de gramática latina.
 
Uno de esos día se percató de que en el manantial de Saidoiro surgían numerosas burbujas, por lo que se decidió por probar aquella agua. Vio que su sabor era distinto del agua potable y no le dio más importancia.
 
Cuando Domingo ya era sacerdote se dedicó a buscar recetas y fórmulas de medicamentos para curar enfermedades de sus feligreses. Uno de estos enfermos, le solicitó un tónico para curar sus problemas estomacales, y le sugirió tomar aguas medicinales, en concreto las aguas del manantial de Troncoso (a la izquierda, fuente de Troncoso). A los tres días el enfermo se curó.
 
Al comprobar los efectos de aquellas aguas el sacerdote tomó una muestra y la llevó a analizar al farmacéutico de Ponteareas que certificó que eran aguas medicinales al igual que las de Verín. Posteriormente la Universidad de Santiago de Compostela estuvo de acuerdo con el dictamen.
 
En vista de las propiedades del manantial Domingo acondicionó la zona para que las crecidas del rio no invadieran el manantial construyendo un muro y una arqueta con un caño a modo de fuente.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión