martes, 9 de junio de 2015

LA CAIDA DE LOS DIOSES

OPINION


Durante muchos años, más bien décadas, hubo dos vigueses con mando en plaza en nuestra ciudad, cuyos deseos eran órdenes para las altas instancias de Vigo.

Se trataba de Julio Fernández Gayoso y Manuel Fernández de Sousa. El primero, dios y señor de la Caixa local y el segundo, máximo factótum de nuestra maultinacional pescadera.

Julio F. Gayoso comenzó como auxiliar de contabilidad de la Caja de Ahorros con 16 años y con 34 ya era su máximo gestor. Con 69 años fue nombrado Director General del grupo Caixanova (Vigo, Pontevedra y Ourense). Hacía ya 4 años que había cumplido los 65 pero D. Julio quería continuar. En 2010, con 79 años, se le nombró copresidente de Nova Caixa Galicia. Habían pasado 14 años desde su edad de jubilación, pero el Sr. Gayoso no se quería ir a su casa.

Ayer dia 8 D. Julio Fernandez Gayoso, con 84 años, entraba en la Audiencia Nacional de Madrid, con sus máximos colaboradores, para responder de cargos por asignarse jubilaciones multimillonarias.

En mayo de 2013 el presidente de Pescanova, D. Manuel Fernández de Sousa era imputado por falsear las cuentas anuales de la empresa y utilizar información relevante. Sus bienes eran embargados por el juez.

Ambos personajes lo fueron todo en nuestra ciudad, tuvieron el máximo poder fáctico y toda la financiación deseada para sus proyectos. No había teléfono que no se descolgara cuando ellos llamaban.

Hoy son carne de crónica de tribunales y sólo se les podría decir: Sic transit gloria mundi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión