domingo, 27 de septiembre de 2015

RAQUETAS CON NOSTALGIA

EL VIGO QUE FUE


Hubo un tiempo en que jugar al tenis era una actividad tan británica como tomar el té. De hecho, la llegada de este deporte a Vigo está asociada a la presencia en la ciudad de la colonia de ciudadanos vinculados al centro estratégico de comunicaciones conocido como El Cable Inglés. Las pistas de tenis de este colectivo extranjero estaban instaladas en las laderas de O Castro. Pero Vigo contó desde mediados de los años 30 con una importante afición. En 1934 se fundó el Club de Campo, que consolidó la tradición iniciada en las pistas del Vigo Tenis Club.




La Casa Galega da Cultura (plaza de la Princesa, 2) alberga la inauguración, hoy a las 20.00 horas, de la exposición 75 aniversario del Concurso Internacional de Tenis de Vigo Copa Bedriñana, organizada por el Club de Campo de Vigo con la colaboración del Concello. Los 75 años de historia del certamen son más que una crónica deportiva. Es la historia misma de la ciudad la que revive en las imágenes de esta exposición. La competición arrancó en 1925, pero tras dos ediciones no volvió a jugarse hasta 1940 y hasta la actualidad nadie ha conseguido hacerse con ella, ya que para ello es necesario ganarla tres años seguido o cinco alternos. La célebre copa fue donada por el último propietario del castillo de Monterreal en Baiona, Ángel Bedriñana.

Lili Álvarez sobre un burro
La muestra ofrece un paseo por la historia del certamen, pero es una excusa para contemplar cómo era la sociedad y el deporte vigués, aunque también se pueden ver fotos de figuras locales o internacionales de todas las décadas del tenis, como Santana, Gisbert u Orantes y los de jóvenes que años después se convirtieron en estrellas, como Sergio Casal, Sergi Bruguera, Alex Corretja o Rafa Nadal.
En la muestra se cuenta que la famosa tenista Lili Álvarez (ganó en dobles en Roland Garros en 1929) acudió a la edición de la Copa Bedriñana de 1940 y aprovechando la visita quiso recorrer parte de la costa gallega, para lo cual alquiló un burro y salió a explorar nuevos paisajes junto a una empleada. respecto a su participación en el concurso vigués, resultó vencedora frente a otra célebre deportista, Pepa Chávarri. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 20 de septiembre.

Casa Galega da Cultura | Hasta el 20 de septiembre

B.R. Sotelino. La Voz de Galicia
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión