jueves, 24 de septiembre de 2015

PABLO SARASATE EN EL TAMBERLICK

EFEMERIDES 25 SEPTIEMBRE 1886
 
 
"Ayer se ha presentado en el Teatro Circo Tamberlick el genial violinista Pablo Sarasate, que, en la plenitud de sus facultades, inicia su primera jira triunfal por Galicia, la tierra de su infancia, tan amada por él. El público vigués ha seguido con entusiasmo, rayano en el delirio, el magnífico concierto, en el que intervino también el sexteto del maestro Arche. Hoy tiene lugar su despedida, con una segunda actuación, bajo el siguiente programa:

1-Pique Dame, obertura, de Suppé.
2-Minuetto (para una sola cuerda), de Bolzoni.
3- fantasía sobre motivos de la ópera "Vísperas Sicilianas", de Verdi.
4-Cleopatra, intermedio sinfónico, de Mancinelli.
5-Segundo Concierto para violín (Allegro, Romanza, Finale a la zíngara), de Wieniawski.
6-Mignon, obertura, de Thomas.
7-Fantasía sobre motivos del "Fausto", de Sarasate.
8-Matilde, gavota, de Espinosa.

Fuera de programa, en correspondencia a las entusiastas ovaciones del público, interpretó el "Zapateado" y la "Muiñeira", de que era autor.

En este mismo mes actuó Sarasate en Pontevedra, ciudad de la que guardaba entrañables recuerdos, pues en ella pasó parte de su niñez, según nos relata, en su amable prosa, don Prudencio Landín. Vale la pena transcribir algunos párrafos de este capítulo, reveladores de la emocional vinculación del gran violinista a la tierra gallega.

"Aquel excelente director de bandas militares, don Miguel Sarasate-padre de Pablo-que recorrió diferentes ciudades españolas al compás de los frecuentes cambios de guarniciones, vino a Pontevedra en 1852. Aquí residió unos cuantos años dirigiendo la banda del Regimiento de Aragón. La madre de Pablito, doña Paca Navascués, se interesó grandemente en que el niño aprendiese solfeo, advertida sin duda de esas manifestaciones incipientes que las mujeres inteligentes atisban y sorprenden en sus hijos.

"Trabaron don Miguel y doña Paca conocimiento, acaso por razón de vecindad en el barrio de La Eiriña, con el músico Urbano Casasvellas, a quien encomendaron las primeras enseñanzas artísticas de Pablito. Tenía entonces el niño ocho años y según Casasvellas era dócil y reservado, arrogante y un tanto presuntuoso...-Decía Casasvellas que los paseos obligados de la familia Sarasate eran Alameda y las carreteras de Poyo y Marín.-Recordaba asimismo que Pablito, con ortos elementos, tomó parte tocando el violín en una fiesta benéfica celebrada en el desparecido teatro de la plaza de Teucro, donde años más tarde estuvo instalada la Sociedad Económica. Esta intervención de Sarasate debe referirse a después  de 1852, cuando vino don Miguel destinado por segunda vez a Pontevedra. Ya Pablito había recibido en Santiago las primeras lecciones instrumentales que tuvo a su cargo el violinista de la catedral José Curtier".(P. Landín, op.cit., I-89-95).
 
Nos informa, en fin, el citado escritor que Sarasate actuó como niño prodigio en la casa de los Méndez Núñez, en Pontevedra, donde se rendía inteligente y fervoroso culto al arte; que cuando cargado de gloria, volvió a Pontevedra, en este año de 1886, su primer cuidado fué buscar al viejo maestro Casasvellas; que el excelente pianista pontevedrés Carlos Sobrino acompañó a Sarasate en sus jiras triunfales por Europa y América. Y cuenta Landín que saludó a Sarasate y a sobrino en Biarriz, en los últimos días del violinista, el cual le habló en términos exaltados de Galicia y en especial de Pontevedra."-Siempre que se refiere a Galicia, se expresa así, interrumpió Sobrino".
 
No es de extrañar que el mejor obsequio de Sarasate a los vigueses, que tanto le aplaudieron , fuese el regalo de su "Muiñeira". 
 
Xosé María Álvarez Blázquez. "La Ciudad y los Días. Calendario histórico de Vigo"
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión