martes, 20 de octubre de 2015

DE LO QUE NO HABLAN LOS POLITICOS

OPINION


El pasado domingo pudimos ver en la programación de noche un debate tipo-barra-de-bar entre los líderes de los dos nuevos partidos que ya pastan en la pradera política nacional.
   
Pudimos oírles lo que pensaba cada uno sobre múltiples temas, economía, política exterior, religión o el problema territorial español. La prensa del día siguiente desmenuzó cada frase de ambos líderes y estableció quien había sido el ganador. Los posibles votantes agradecimos la información porque oír a estos señores siempre aclara un poco lo que piensan hacer con nuestro país.
 
Pero nuestro políticos gustan de parlotear sobre los grandes temas que les pueden proporcionar titulares en los principales medios a mayor gloria de su persona, sin embargo nunca mencionan los pequeños grandes problemas de los ciudadanos, por ejemplo lo que conlleva sufrir una grave enfermedad.
 
Me refiero a los problemas de los enfermos de cáncer como la viguesa Beatriz Figueroa que ha emprendido una batalla para dar a conocer las cuitas de este colectivo.
 
Beatriz tuvo la desgracia de que le detectaran la enfermedad cuando estaba sin trabajo, finalizó su prestación y ahora vive de la ayuda de 426 euros con los que tiene que pagar el 40% de sus medicamentos, su hipoteca y algo para echarle al cocido diario.
 
Hoy España es la cuarta economía de la zona euro y los españoles pagamos altísimos impuestos para sostener el estado del bienestar.
 
Nuestros políticos (estatales, regionales, provinciales y locales) acumulan múltiples prebendas para que no les falte de nada, pero no hay en el presupuesto una ayuda decente para estas personas que tienen que gastar energías que no tienen en denunciar su caso.
 
Los políticos deberían tener muchas cualidades para poder gobernarnos bien, pero algo que pocos tienen es la empatía para entender los problemas de la ciudadanía y ponerse en su lugar.
 
Ninguno de nosotros está a salvo de que le diagnostiquen un tumor, los políticos tampoco.


Video: "Ir a ningún sitio. Cáncer y desamparo"
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión