sábado, 14 de enero de 2017

LA INDECENCIA HECHA POLITICO

OPINION


Este artículo nada tiene que ver con Vigo. Este artículo tiene que ver con la falta de dignidad y de decencia de un político que se pasó los últimos cuatro años disfrutando de su cargo en la embajada española en Londres.

Este sujeto de nombre Federico y Trillo de apellido fue el responsable de la contratación de un ataúd volante donde viajaban el 26 de mayo de 2003 75 personas, entre ellas 62 militares españoles que volvían de su misión en Afganistán, además de 12 ucranianos y un bielorruso.

Como todos Vds. saben ese vuelo nunca llegó a España porque se estrelló en un monte de Turquía y no hubo supervivientes. Despues de esto la identificación de cadáveres se hizo rápido y mal porque se quería apurar para hacer un vistoso funeral de estado y pegar carpetazo a tanto muerto.

El fulano responsable antes mencionado no pidió perdón a las familias de las víctimas, no dimitió ni tampoco fue cesado por su indigno superior que hoy sigue dando lecciones morales urbi et orbi.

Los ciudadanos españoles hace tiempo que hemos declarado a ese tipo de nombre Federico persona non grata, y recomiendo que cuando alguien se cruce con él por la calle cambie de acera y así evite tener que vomitar.

Fernando Torres Carbajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión