viernes, 3 de marzo de 2017

LA CONCATEDRAL SE REFORMA PARA LUCIR UNA REPLICA DEL TIMPANO ORIGINAL

NOTICIAS


Un alumno de la Escola de Canteiros ha empleado 600 horas en su realización


Foto: Capotillo
La Colegiata de Santa María volverá en breve a lucir el tímpano que presidía la entrada al templo, pero será una copia, aunque exacta, del modelo auténtico depositado y expuesto en el Museo de Pontevedra. La recuperación del único vestigio original del recinto eclesiástico ha sido posible gracias al acuerdo de la Diputación con el Obispado para su entrega, corriendo la corporación con todos los gastos, que ascienden a 9.000 euros.
 

La firma de este acuerdo tuvo lugar en la mañana de ayer en el Concello, con asistencia de la presidenta de la Diputación, Carmela Silva y deán de la Catedral, José Diéguez, pero el nuevo tímpano está ya realizado y listo para su colocación.
 
«Era una demanda histórica de la ciudad, conseguir una reproducción del tímpano, y vamos a cumplir. Hubo promesas que no se cumplieron, demandas que quedaron sin respuesta», afirmó Silva en alusión al anterior equipo de gobierno provincial.
 
La actual presidenta destacó el trabajo realizado por el autor de la copia, el alumno de la Escola de Canteiros, Raúl Moreno. «Ha trabajado más de 600 horas en este cometido y ha hecho una labor espectacular».

Silva no quiso dar un plazo exacto para la colocación del tímpano, pero aseguró que «será de manera inmediata». «La forma de colocación será muy respetuosa y en estos momentos ya cuenta con todos los permisos», explicó.
 
Sin embargo, por decisión de Patrimonio la copia no ocupará el mismo lugar en el acceso al templo. La Xunta no quiso que se tocaran las paredes de la Colegiata, por lo que el Obispado ha construido unas columnas de dos metros sobre los que se apoyará el tímpano en el vestíbulo de acceso al baptisterio.
 

La fecha elegida para devolver una de las señas de identidad del principal templo vigués es el segundo centenario de su reconstrucción tras la explosión del polvorín del castillo de San Sebastian, que resquebrajaron las paredes y forzaron la demolición de la antigua iglesia de Santa María. De aquella solo sobrevivió el tímpano, ahora celosamente guardado en el Museo de Pontevedra.
 
J. Fuentes. La Voz de Galicia
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión