jueves, 7 de junio de 2018

ADIOS MARIANO, TANTA GLORIA LLEVES COMO PAZ DEJAS

OPINION


Sorpresón al mediodía del día 5 de los corrientes. Mariano Rajoy ponía fin a su trayectoria política manifestando: "Es lo mejor para mí, para el PP y... para España". El orden lo dice todo, primero ÉL, después su partido y por último la ciudadanía a la que desprecia absolutamente.
 
El señor Rajoy se subió al coche oficial con 28 años en la Diputación de Pontevedra y se baja (?) casi con la edad de jubilación de la presidencia del gobierno y de su partido. ¡No está mal! En realidad no se baja del coche oficial porque un expresidente sigue teniendo sus privilegios.
 
Lo ha sido todo en política, en la Diputación pontevedresa, en la Xunta santiaguesa y en el Gobierno del Reino de España. Ha ocupado múltiples cargos por donde ha pasado con más pena que gloria y para muestra sus últimos años en la Moncloa en la última legislatura y media.
 
Ha sido un personaje nefasto, soberbio hasta límites insospechados, cobarde hasta extremos artísticos y torpe hasta la extenuación, porque con una mayoría absolutérrima en 2011 no ha sido capaz siquiera de terminar su segunda legislatura.
 
Lo he dicho anteriormente. Mariano Rajoy no daba el nivel para presidente del Gobierno, es un hombre provinciano que ni ha leído ni viajado y que sus vacaciones perfectas son disfrutando de su trotecillo por Ribadumia y su café con la burguesía pontevedresa en Sanxenxo. El personaje no da para más.
 
Un conocido periodista de la capital del reino lo calificó como "un estafermo", una definición exitosa que define bien al sujeto. Entiéndase por estafermo el muñeco giratorio de madera que en la Edad Media se usaba para prepararse para la lucha con caballo y lanza.
 
D. Mariano, al final de la escapada, presume de su labor económica basada en haber sido capaz de evitar el rescate de España cuando llegó al poder. La realidad nos dice que hubo un rescate de 40.000 millones de euros para tapar el agujero de partidos y sindicatos en las cajas de ahorros. Y su política económica exitosa se basó en una macrosubida de impuestos y una bajada general de salarios con lo que convirtió a la clase media española en clase media-baja.
 
No, Mariano, los españoles no te vamos a echar de menos, es más estábamos deseando tu marcha y llenos de ansiedad porque no llegaba nunca. Has sido un dolor de presidente por mucho que tus pelotas oficiales te digan lo contrario.
 
¡Adiós Mariano, y hasta nunca!
 
Fernando Torres Carbajo
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión