jueves, 20 de abril de 2017

LA HISTORIA DESCONOCIDA DE LOS TERCIOS DE VIGO

NOTICIAS


El profesor de esgrima reclama una calle o una placa en recuerdo de los soldados vigueses del siglo XVII
Foto: Oscar Vázquez
César Massó es monitor de artes marciales históricas europeas en el club Falcata. Su afición a la esgrima de los siglos XVI-XVII le llevó a presentar una solicitud en el Ayuntamiento de Vigo para que se dedique una calle a los tercios formados en Vigo que participaron en las guerras del siglo XVII.
-¿Cómo surgió la iniciativa?
-Me encontré con un artículo en La Voz de Galicia en el que se contaba la historia de estas tropas. Me interesó el tema e inicié otras búsquedas hasta localizar otros artículos, como el de un profesor universitario que contaba cómo se hacían las reclutas de estos soldados.
-¿Cuál fue la razón que le movió?
-Yo soy maestro de esgrima. En el club Falcata hacemos esgrima histórica, tanto medieval como renacentista. Yo me encargo de esta última, así que estudio las armas de la época de los tercios. A este interés se le une que soy de Vigo y me interesa su historia. Esa relación fue la que me movió; me parece muy importante impulsar este asunto porque considero que es merecedor de ser reconocido por los vigueses. Podría ser suficiente que pusieran una plaquita en algún sitio para que nos acordemos de ellos.
-¿Qué expone en su petición?
-Expliqué que hubo dos tercios reclutados específicamente en Vigo y su entorno, como fueron los tercios de Valladares y de Aldao. Ambas unidades destacaron en la guerra con Portugal, donde participaron en los sitios de Valença y Monçao. Estuvieron también en la guerra del Palatinado y, cómo no, en Flandes, donde protagonizaron la defensa de Bruselas. En la capital de Bélgica fue tal el coraje mostrado por nuestros soldados que los franceses les permitieron rendir la plaza con honores militares y mantener sus banderas y armas. Existen más ejemplos relativos a las hazañas realizadas por nuestros tercios, hazañas realizadas por nuestros antepasados, con coraje y orgullo, el mismo que demostramos en la Reconquista más de 200 años después.
-¿Qué trámites siguió?
-Lo hice por Internet. El trámite sí sé que ha sido aceptado, pero ahora ya no sé cómo sigue su curso la propuesta.
-¿Pensó en algún lugar de la ciudad para materializar ese homenaje?
-No, pero sí precisé que los dos tercios que tenemos llevan el nombre de su maestre de campo. Uno de ellos era de Valladares, así que podría pegar si se sitúa allí la calle o el recuerdo. A mí no me importaría que fuese una calle pequeñita. A veces da la impresión de que nos da vergüenza haber tenido una gran historia. Yo tengo mucho contacto con el Reino Unido, porque doy clases de esgrima allí, y pasa todo lo contrario; hasta le dieron el nombre de Vigo a una calle por la batalla que ganaron en Rande, una batalla que tampoco significó tanto para ellos.
Jorge Lamas. La Voz de Galicia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dános tu opinión